Tags

, , ,

SANCIONES…¿AHORA?

El 29 de noviembre de 2008 -¡hace más de diez años!- en Radio Corporación leímos un comentario titulado “Estaba cantado”, en el cual decíamos: “Estaba cantado que iba a ocurrir. La noticia más importante de la semana es que el gobierno de los Estados Unidos anunció el congelamiento del programa llamado Cuenta Reto del Milenio”.

Déjenme, por tanto, informar a los jóvenes, protagonistas de la rebelión cívica y pacífica contra la dictadura, y a la vez refrescar la memoria de quienes no somos ya tan jóvenes, pero acompañamos esa rebelión, que la historia de las sanciones contra el régimen de Ortega no es de ahora.

La suspensión de la Cuenta Reto del Milenio se había producido por el fraude en las elecciones municipales, las primeras bajo el gobierno de Ortega, que se había iniciado en enero de 2007. Pero antes, la Unión Europea (UE) habían suspendido el apoyo que daba en efectivo al presupuesto nacional, por las continuas violaciones al incipiente régimen democrático.

Y en este esfuerzo de información a los jóvenes y refrescamiento de la memoria de los mayores, quiero citar lo que entonces comentaba en Radio Corporación: “En varias ocasiones, en este programa, habíamos advertido que el gobierno de Ortega no podía esperar que su continua violación de las leyes, la persecución de sus opositores, la creciente corrupción y falta de transparencia,  la reducción de los espacios democráticos, y finalmente el grosero fraude electoral, no tuvieran consecuencias negativas en la cooperación internacional”. ¡Y entonces estábamos en 2008!

Después, agua represiva corrió bajo los puentes: la matanza del Carrizo, y otros asesinatos por razones políticas; la represión de cualquier intento de protesta, como a los jóvenes solidarios de #OcupaINSS en 2013; los fraudes electorales, incluyendo las elecciones de 2011, en que Ortega se atribuyó mayoría calificada para reformar la Constitución y estableció la reelección indefinida, agudizó el perfil dinástico con el nombramiento de su esposa como Vicepresidenta, hasta la exclusión total de la oposición en las elecciones de 2016.

Si entonces, cuando el perfil autoritario del régimen de Ortega era, por así decirlo, naciente, ya hubo sanciones de la comunidad internacional, ¿qué decir después de la matanza, heridos, presos y exiliados, desde abril de 2018?

Pero digamos algo más: la deteriorada situación económica no es resultado de las sanciones, que han sido individuales. La crisis económica es consecuencia de la crisis política la cual, a su vez, es producto de los agravios que el régimen, en el proceso de constitución de una verdadera dictadura, acumuló en contra de todos los sectores sociales. De eso da cuenta esta apretada síntesis de la historia de las sanciones.

Advertisements