Tags

, , , , , ,

Muñequito

Convicción, inseguridad, arrogancia

¿Cómo entender las últimas decisiones de Daniel Ortega sobre el proceso electoral, sin existir aparentemente razones de necesidad que las expliquen?

Más concretamente: si él necesitara y realizara en noviembre un fraude electoral como el de 2008 y 2011, ¿enfrentaría mayores consecuencias nacionales e internacionales que entonces? Muy improbable.

Entonces, ¿cómo se explican esas decisiones y sus vocalización tan agresiva?

La única respuesta es la siguiente: sus convicciones políticas, sus inseguridades y su arrogancia.

Que Daniel Ortega no cree en la democracia, es cosa conocida. En varias ocasiones ha explicado de manera muy directa las razones por las que se opone a la misma. En una declaración relativamente reciente a los medios de comunicación de Cuba, dijo que los partidos políticos dividen a la sociedad y felicitó a ese país por tener un sistema de un solo partido político. Es decir, oponerse a la democracia tal como está establecida en la constitución nacional y en numerosos compromisos internacionales, forma parte de sus convicciones políticas, y equivocarse al respecto es un intento de autoengaño y justificativo de su gobierno.

Entonces, las elecciones de noviembre serán como las de una de tantas variantes de sistema de partido único, solamente de su partido y partidos aliados, al haber quitado la personería jurídica a la única oposición agrupada en la Coalición Nacional Democrática.

La razón de las convicciones políticas de Ortega es necesaria, pero no suficiente.

También están sus inseguridades, basadas en su desconfianza. ¿Desconfianza de qué, si todas las encuestas hablan de gran respaldo a su gobierno, y sus voceros oficiales y no oficiales hablan de grandes éxitos económicos y drásticas reducciones de la pobreza? Bueno, sencillamente él sabe que no es así. Él sabe que la gente tiene temor a declarar su verdadera opinión en las encuestas. Él sabe de la frustración que existe frente a tantos megaproyectos   -refinería, canal, Tumarín, puerto de aguas profundas, sistemas de riego, etc-  anunciados e igualmente fracasados. Él sabe que la economía no ha crecido de manera más importante, ni se han generado más empleos, ni se han resuelto más problemas, de lo que ya venía creciendo y se venían enfrentando y resolviendo en democracia. Él sabe de las tensiones dentro del propio frente sandinista, y del agravio que la población siente, a todos los niveles, al tener que reclamar como favor político lo que corresponde como derecho ciudadano. En definitiva, él sabe que no está tan bien, que la desigualdad ha crecido, y que su gobierno, teniendo todas las oportunidades y condiciones a su favor, ha sido un fracaso. Obviamente, su gobierno no es un fracaso para los que se han beneficiado del mismo, ¿pero cuántos son, qué porcentaje representan frente al total de la población?

Finalmente, está su arrogancia que se ha venido incrementando al consolidar un monopolio de poder que ha podido ejercer sin límites, en medio de gran complacencia de los principales actores nacionales e internacionales.

La ausencia de convicciones democráticas que conduce a intentar controlar arbitrariamente; la conciencia que la falta de solución de problemas reales de la gente puede generar situaciones que requieren mayor control para evitar su desborde, sobre todo si se anticipan menos oportunidades para resolver esos problemas, como la reducción de la cooperación venezolana; y el incentivo perverso de ejercer más control al no sentir que el ejercicio de su arrogancia encuentre límite, nos ha llevado a esta situación que es cosecha de quienes por acción, omisión deliberada, o indiferencia, hemos ayudado a cultivar.

Pero las cosas pueden y los nicaragüenses las vamos a cambiar. Cuando felicité a Luis Callejas y Violeta Granera por su candidatura, les transcribí una frase, que como tantas expresiones famosas tiene muchas y diversas fuentes de atribución: “Si luchamos podemos perder, si no luchamos estamos perdidos”.

(Se autoriza y agradece su reproducción y circulación)

Sígame en twitter:@mundoj1

 

Advertisements